Foto Turismo 1
Foto Turismo 2
Foto Turismo 3

Ermita de El Salvador en Herce

Visitas: 1137
Ermita de El Salvador en Herce

Información general

Dirección
26584 Herceinfo localidad

Descripción

La ermita de El Salvador está en lo alto del monte de su nombre, al sureste del castillo, y al igual que éde propiedad municipal. El acceso es el mismo que para el castillo.
Los restos actuales pertenecen al siglo XVIII, con numerosas intervenciones durante el siglo XX, aunque se menciona desde el siglo XVI. Exteriormente está construida en mampostería revocada imitando ladrillo con refuerzos de sillería en el zócalo, en las esquinas, en el centro de los muros y en los vanos.
Es de planta rectangular de una nave, y posee techumbre a dos aguas con tirantes, ingreso de medio punto orientado al sur hacia los pies y dos ventanas rectangulares enrejadas, una en el muro sur de la cabecera y otra en el oeste de la nave. Los datos documentales más antiguos son de1556, citándose en el Libro de Visita del licenciado Martín Gil. Sabemos de su historia gracias a una constante en las ermitas, que son las obras de reparación que siempre quedaban registradas en los libros de fábrica de las iglesias a las que pertenecían o en los libros de las cofradías si es que las ermitas estaban regidas por una. Normalmente las reparaciones solían ser ordenadas por el visitador general del obispado al que pertenecía la ermita.
Según los libros de cuentas en la ermita de El Salvador se llevaron a cabo diversas reparaciones, como la de 1612, cuando se fundió una campana y se hizo una puerta la de 1614, en la que se pagó a Melchor de Lorena, vecino de Herce, por una puerta y una reja que hizo para colocarlas delante del altar, y el visitador ordenó hacer una pintura al óleo con el tema de la Ascensión la de 1615 en la que Martín de Foruria, vecino de Arnedo, hizo en su lugar un retablo (el conservado en la actualidad) o la de 1619 cuando se hizo una cruz y una veleta para el tejado y una alacena para el aceite y se aderezó el campanario.
Hasta 1792 se conocen más intervenciones, como la reparación del tejado, el lucimiento de la capilla, la realización del cuadro de la Asunción, el aderezo del campanario, la construcción de ventanas o la mejora del entorno.
En un documento suelto de 1810 se anota que en ese año se vendieron muchas propiedades de la ermita, y aunque no consta el motivo, quizás dichas ventas estuvieran motivadas por alguna reparación de envergadura en la fábrica, ya que en la Visita Pastoral de 1821 se halló decente y sólo se anotó la necesidad de blanquear las paredes y de poner una puerta con una buena cerradura para que no se volviera a introducir ganado ni se utilizara como corral.
En la última Visita de que hay constancia, la de 1828, la ermita se encontró en estado regular, sugiriéndose de nuevo el mantenimiento decente de la misma.
Hasta 1971, año en que se volvió a arreglar a expensas de los vecinos del pueblo, siendo párroco Tomás García Reinares, no se registran más datos, exceptuando la inscripción existente en uno de los peldaños de las escaleras que hay ante el ingreso, realizada el 16 de mayo de 1938 por Lázaro Ortega Simón con un instrumento punzante en el propio mortero de cemento, y que nos sirve para fechar la última reparación de dichas escaleras: "Lázaro Ortega Simón. Herce, a 16 de Mayo de 1938".
En 1997 fue revocada de nuevo mediante la iniciativa privada de Salvador Ibáñez y Félix Abad, como demuestra otra inscripciín existente en el muro oeste, a los pies del templo, que fecha la terminación de dichas obras el 7 de noviembre de ese año: "SOCIOS SI [Salvador Ibáñez] FA [Félix Abad] 7-11-97". En el interior se conserva en el lado del evangelio, un lienzo en mal estado de la Vocación de San Pedro, barroco de mediados del XVII y en la cabecera, otros lienzos de San Francisco Javier y San Bernardo, barrocos del XVII, y un relieve titular de la Ascensión de Jesús a los cielos, romanista de 1616.
Este relieve forma parte de un sencillo retablo perteneciente al edificio primitivo, pues es de fecha anterior al actual. Recordemos que en 1614 el visitador del obispo había mandado hacer una pintura al óleo con el tema de la Ascensión, pero parece que en su lugar, Martín de Foruria, vecino de Arnedo y de procedencia vasca, realizó este relieve en 1615, pintándolo en 1616 Francisco López de Briñas, vecino de Arnedillo, según inscripción del zócalo. La guarnición del retablo y su colocación en 1616 fueron obra de Melchor de Lorena, vecino de Herce.
El conjunto arquitectónico del retablo consta de un pequeño zócalo con decoración geométrica y ménsulas acanaladas en los extremos. Sobre él se sitúa el panel cuadrangular con el relieve, enmarcado en molduras lisas y flanqueado por estípites cajeados. El conjunto se remata con un frontón curvo roto en volutas. Sus formas responden a una fecha avanzada del romanismo riojano, tendiendo hacia el barroco. Forman la escena doce figuras de Apóstoles, la Virgen y Cristo, en una equilibrada composición en forma de aspa: arriba se sitúa Cristo a los lados, en V, los Apóstoles y las dos figuras del primer plano, la Virgen y un Apóstol, llenan la mitad inferior de la composición. Los plegados están modelados a base de grandes y largas ondas, característica del ropaje manierista. La técnica de ejecución de rostro, pelo y barba está dentro de la ortodoxia romanista: los rostros son severos, poco expresivos, de nariz recta, mandíbulas recias, cuidadas cabelleras y barbas rizadas que facilitan el juego de clarooscuro. No obstante, hay otros detalles con influencias del incipiente barroco.
El estilo se encuentra dentro de los talleres romanistas de Arnedo capitaneados por Antonio y Juan de Zárraga, con quienes Martín de Foruria realiza algunas obras conjuntamente. Este escultor hizo en 1617 el retablo para el altar mayor de la iglesia del convento de Santa Clara de Arnedo (Museo Diocesano de Calahorra), y en 1619 la imagen titular de la portada de la iglesia de San Esteban de Herce.
Respecto al culto de la ermita, desde tiempos inmemoriales se sube a ella en mayo, el día de la Ascensión (y por ello el relieve del retablo representa esta escena), celebrándose a continuación una misa solemne. Antaño, antes de la fiesta se hacían tres días de rogativas, -lunes, martes y miércoles-, según lo ordenaba la liturgia, correspondiéndole a esta ermita la rogativa del martes.
Esta costumbre se mantuvo hasta 1972, pero a partir de esa fecha se trasladó al domingo anterior a la Ascensión, por las circunstancias laborales propias de una época ya más industrial que agrícola.
En la actualidad se celebra una romería en Mayo, que implica la subida a pie hasta la ermita, la celebración de una misa en la que se bendicen pan y vino y una comida de hermandad de todos los miembros de la localidad.
Visitas: No existen excepto el día de la romería al Salvador.

Galería de imágenes

Mapa de localización

Toda La Rioja · Copyright © 2019 · www.todalarioja.com

Inicio · Turismo · Servicios · Ofertas · Contacto · Acceso a empresas · Facebook · Twitter · Youtube · Google+ · Webs amigas

Descube nuestra red de Turismo: Toda La Rioja · Toda Navarra

Valid XHTML 1.0 Strict ¡CSS Válido!

Aviso legal · Política de privacidad · Cookies · Créditos · Enlázanos         info arroba todalarioja punto com         Desarrollado por: Dissentia